DAVID

ALONSO

ITXASO LARRINAGA

ADRIANA

NAVARRO

LETICIA RAMOS

JUAN CARLOS

DE LA VEGA

MARYA ELENA

BERTA NAVAS

   Podría decirse que es somos compañía madrileña porque ahí es donde vivimos pero nuestros orígenes están repartidos por todo el país: Galicia, Castilla la Mancha, País Vasco, Andalucía, Aragón... Los puntos de vista se multiplican y enriquecen la creación.

 

Producciones Kepler nace para participar en el Festival Internacional de Teatro de Almagro en 2017 y desde entonces seguimos en activo. El equipo se ha ido reconfigurando con el paso del tiempo y con cada nuevo montaje.

A día de hoy nos gusta decir que Producciones Kepler es el equipo que trabaja y dedica su tiempo y su creatividad a desarrollar los proyectos, independientemente de cuándo nos hayamos conocido.

Compañía joven emergente

orientada a la creación colectiva

   Nuestro sistema de trabajo como compañía se basa en el “devising”, es decir, la creación colectiva en la sala de ensayo. Partiendo de un tema y dedicamos varios meses (años en función del proyecto) a profundizar en él. Al mismo tiempo probamos en el espacio diferentes dispositivos para dar forma escénica a lo que se va descubriendo. De manera que el montaje se crea desde el trabajo en la sala de ensayos. Una dramaturgia en el espacio. Una manera sincera y directa de transmitir las inquietudes del equipo y del proceso de creación al espectador.

RECORRIDO

La compañía arranca para participar en el festival de Almagro con Aparece un corazón en un descampado. En este primer proyecto, dirigido por Itxaso Larrinaga, se investiga la adaptación y puesta en escena de una tragedia de venganza isabelina.

Yo llevaba una chaqueta amarilla, el segundo proyecto como compañía, surge de la inquietud de hablar sobre la postverdad mediante un formato de teatro relacional. Una investigación de las posibilidades de las nuevas tecnologías en escena.

    

El tercer montaje #CuandoTúYYo lo firma Olga Hernández. En este proceso se propone explorar los límites de la performance y el teatro inmersivo. En el contexto es una boda, los espectadores son testigos de una relación tóxica que acaba en violencia de género.​

Alaejos; pocos y lejos, proyecto dirigido en colectividad por la compañía, tiene como eje el teatro documento y la ficción deja paso a la realidad para investigar sobre el pasado directo de las familias del equipo y la historia de nuestro país. Dando lugar a un género que hemos bautizado como teatro del recuerdo; un híbrido entre el teatro documento y la autoficción.